Séfer Melajim I 12:1-33 - La división del reino

Israel designa a Rejavam como rey en Sejem. Yeravam regresa a Éretz Yisrael desde Egipto. La gente se acerca a Rejavam y le pide que aligerare sus pesados ​​impuestos. Rejavam considera el asunto durante tres días. Los ancianos aconsejan a Rejavam que simpatice y se gane la confianza de la gente, mientras que los ministros más jóvenes sugieren lo contrario, que Rejavam aumente los impuestos y gobierne con un puño de hierro. Rejavam ignora tontamente el consejo de los ancianos, enfurece enormemente a la gente, quien luego apedrea a Adoram, el Jefe de Impuestos de Rejavam, hasta la muerte. Las 10 tribus desilusionadas se unen a Yeravam; solo Yehudá y Binyamín siguieron a Rejavam. Rejavam reune a sus tropas para luchar contra Yeravam por rebelarse contra su liderazgo. Un profeta le dice a Rejavam que era la voluntad de H' que el reino se dividiera, y que él debería disolver su ejército. Rejavam obedece. Yeravam establece dos becerros de oro en Bet El y Dan, y nombra sacerdotes no levitas para impedir que el pueblo fuera a Yerushalayim con el propósito de ir al Templo, porque temía que Rejavam los conquistara. También crea un festival en el octavo mes del año (Jeshván) en imitación de Sukkot, para evitar que las personas suban a Yerushalayim.

Compartir